ESTUDIOS,REVISIONES E INFORMES:

 

OPTIMIZACION DE CONSUMO


 

 

En una instalación eléctrica raramente el consumo es uniforme.

 

Dependiendo de las horas y actividad pueden existir picos de consumo que nos haga saltar el limitador. En este caso, un pico de consumo de carácter habitual nos puede llevar a aumentar el contrato de suministro eléctrico con lo que la parte fija o “Término de Potencia” de la factura aumenta sin mas.

 

Otras veces ni siquiera esto es viable sin aumentar la acometida, con el coste que conlleva, junto con las obras paralelas necesarias y el consiguiente añadido de tramitación de Certificado, Proyecto, etc...

 

¿Es posible otra solución sin aumentar el contrato?

 

Un buen estudio le puede dar una solución sencilla y barata.

 

Además con el mercado liberado, también es posible contratar con otra comercializadora y a precios de mercado continuo.

 

Pero  ¿Es rentable?

 

 

 

En instalaciones pequeñas, en la mayor parte de ocasiones bastaría con instalar un sencillo sistema de control de cargas prioritarias y no prioritarias y de esta forma automáticamente se desconectarían aquellas menos necesarias, conectándose de nuevo de manera automática cuando la demanda baja. (Como ejemplo podría ser que se apague el circuito de la lavadora cuando se ha conectado el frigorífico o la freidora, o que se desconecte parte de la calefacción eléctrica si entra el alumbrado o el rótulo luminoso...)

 

En otros casos podría ser interesante otro tipo de tarifa con discriminación horaria, que para ciertas potencias es obligatorio. En este caso aumenta en un pequeño porcentaje el coste en horas punta pero a su vez baja considerablemente en horas valle, como la conocida “Tarifa Nocturna” de calefacción. También para esto es necesario adaptar la instalación.

 

Ø       Doble Tarifa

Ø       Triple Tarifa

 

 

Un ejemplo claro podría ser el alumbrado viario o una Tahona ya que los hornos están funcionando a plena carga durante la  madrugada, en “horas valle”.

 

 

En cuanto al “mercado libre”:

 

Ø      Para un pequeño usuario no suele ser rentable.

Ø      Para empresas, a partir de cierta potencia si lo es.

Ø      Desde el 2004 al 01 de Enero de 2006 hay que sustituir los equipos de medida de mas de 30 años.

Ø      A partir del 2006 incluso podrá ser obligatorio en algún caso, siempre con Telemedida.

 

 


Si lo desea consúltenos.  Le ofrecemos precios de mercado, amplia experiencia, marcas de calidad, y una respuesta profesional en cada caso.

 


 

GARANTIA